Casas Pasivas

Los edificios Passivhaus consiguen reducir en un 75% las necesidades de calefacción y refrigeración.
La poca energía suplementaria que requieren se puede cubrir con facilidad a partir de energías renovables, convirtiéndose en una construcción con un coste energético muy bajo para el propietario y el planeta.

 

 

 

Puntos claves

  • Excelente aislamiento térmico
  • Puertas y ventanas de altas prestaciones.
  • Ausencia de puentes térmicos.
  • Hermeticidad al aire (totalmente estancada).
  • Ventilación mecánica con recuperación de calor.